“La Destileria”

“La Destileria”

Roberto Striedinger
29-08-2014

La cultura del Martini llegó hace varios años a Bogotá, y al parecer, se quedó arraigada con fuerza desde entonces. La oferta en la ciudad siempre había sido extensa, pero hace un tiempo, La Destilería, ubicado en la Cll 85 #12-91, llevó el concepto a otro nivel.

Se llega a la terraza al aire libre, y es imposible imaginar el lugar que nos espera adentro.  Con tres ambientes en su interior, la decoración resulta muy art deco. Con influencias de los años 20’s o 30’s, la iluminación ámbar y rojiza inspira glamour y una sensación de encanto se respira con sus lámparas de cristal.

Sabemos de la fama de sus Martini y de su precisa preparación basada en los elaborados destilados hechos en el lugar, sin embargo, nos sorprende su oferta de comida, que hasta hace poco tiempo no existía.

Para comenzar, un “No me quiere si me quiere” y resulta ser una preparación exquisita de alcachofas cocinadas en vapor bañadas en Jägermeister. El “Montadito de Kraken” tiene la especialidad de que el pulpo fue cocido en su propio jugo y en vino blanco, resultando en un sabor indescriptible.

Los platos fuertes no podían ser mejores. La Hamburguesa Gastro Burguer puede entrar en el top 5 de las mejores de la ciudad, y “El Pollo”, resultado de una cocción lentísima en su misma esencia, es tan suave y tierno que se deshace en cada bocado.  Por último, el “DJ de chocolate” satisface nuestro gusto con la textura del flan de chocolate y los frutos rojos.

No podemos terminar la tarde sin disfrutar de nuevo los magníficos destilados del lugar. Nos quedamos con la mezcla seca y cítrica del Tenderin Martini y por supuesto, con el Porn Star, el coctel de la casa. Primero el maracuyá, luego la bebida cremosa, y al final el champagne. Una combinación interesante con un resultado incomparable.